jueves, 14 de marzo de 2013

Mensaje positivo



Extracto del articulo de la Comisión europea. Nos parece que es una noticia muy positiva en medio de este estado de frustración colectiva por la crisis.


Sí a una mayor solidaridad con los países más pobres: una reciente encuesta revela un apoyo mayoritario a la ayuda al desarrollo

El 85 % de los ciudadanos de la UE cree que Europa debe seguir ayudando a los países en desarrollo a pesar de la crisis económica. Estas conclusiones han sido anunciadas hoy por el Comisario Europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, en las Jornadas Europeas del Desarrollo. La reciente encuesta del Eurobarómetro sobre desarrollo indica que el 61 % de los europeos está a favor de aumentar la ayuda para que los ciudadanos de estos países salgan de la pobreza. Al mismo tiempo, una mayoría del 55 % cree que los países emergentes de rápido crecimiento deben dejar de recibir ayudas. La mayor parte de los encuestados (61 %) considera que la ayuda debe centrarse en los países frágiles que han sufrido, por ejemplo, conflictos o catástrofes naturales.
Los europeos estiman que las empresas privadas ejercen un papel positivo en los países en desarrollo, principalmente en la creación de puestos de trabajo (57 %), pero también esperan de las empresas extranjeras que sigan unas normas éticas y morales cuando invierten (81 %). Una mayoría del 53 % considera que la corrupción es el principal obstáculo que bloquea el desarrollo en los países pobres. Sin embargo, solo el 44 % estaría dispuesto a gastar más dinero personalmente en productos que apoyen al desarrollo (como productos de comercio justo).
En palabras de Andris Piebalgs, Comisario de Desarrollo de la UE: «Me llena de satisfacción saber que para la mayoría de los europeos la solidaridad sigue siendo un valor muy arraigado, aunque su propia situación económica pueda ser difícil. La UE está a punto de decidir los presupuestos para los próximos siete años y los ciudadanos están enviando un mensaje claro a sus dirigentes: no debe ahorrarse a expensas de los más pobres del planeta. Pero también demandan garantías de que la ayuda se destina a los más pobres y ofrece resultados visibles. Este objetivo está en plena consonancia con mi voluntad de concentrar la ayuda en los países más necesitados y situar el crecimiento integrador y los derechos humanos como eje de la política de desarrollo. También estoy comprometido en demostrar mejor la diferencia que aporta la ayuda de la UE en la lucha contra la pobreza, con el fin de que aumente la confianza en nuestras acciones».
El Eurobarómetro «La solidaridad se expande por el mundo. Los europeos y el desarrollo» se presenta en Bruselas en las Jornadas Europeas del Desarrollo (16 y 17 de octubre). Este evento reúne a los Jefes de Estado y de Gobierno africanos con las instituciones y los Ministros de la UE, representantes de las instituciones de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el mundo universitario y el sector privado. Las conversaciones se centran en:
• agricultura, seguridad alimentaria y resiliencia;
• protección social y desigualdades;
• el papel del sector privado.

Principales tendencias de la UE
La crisis económica no afecta a la solidaridad con los pobres. En España el nivel de apoyo a la ayuda a los pobres no ha variado desde el año pasado (88 %); en Grecia e Italia la disminución ha sido mínima (-2 puntos porcentuales), mientras que en Irlanda el apoyo ha aumentado 3 puntos porcentuales para alcanzar el 88 %. Solo en Portugal (-10 puntos) ha disminuido de forma más acusada.
El compromiso personal de los europeos disminuye. Solo el 44 % está dispuesto a pagar más por los productos (por ejemplo de comercio justo) con el fin de apoyar a la población del mundo en desarrollo (3 puntos menos que en 2011). Los consultados en los países de la EU-15 están mucho más abiertos a pagar más (50 %, mientras que en la EU-12 es el 25 %). En el caso de seis países, la voluntad de los ciudadanos de pagar más había disminuido al menos 10 puntos porcentuales: Grecia (33 % están dispuestos a pagar más), República Checa (28 %), Eslovenia (30 %), España (35 %), Lituania (24 %) y Portugal (12 %). Como parece natural, los ciudadanos de los países más ricos están más dispuestos a comprar productos de comercio justo. Los porcentajes más altos corresponden a Suecia (76 %), los Países Bajos (76 %) y Luxemburgo (70 %).
El aumento de la financiación de la ayuda al desarrollo tiene más partidarios en el Noroeste que en el Sudeste de Europa. En Suecia, Dinamarca y Austria una gran mayoría de la población está a favor de que aumente hasta el 0,7 % o más de la RNB (80 %, 76 % y 74 %, respectivamente). Los países con mayor porcentaje de población partidaria de reducir las ayudas son los siguientes: Bulgaria (38 %), Eslovenia (32 %) y Grecia (30 %).
Principales resultados del Eurobarómetro especial sobre el desarrollo
El apoyo para ayudar a los sectores pobres de la población de los países en desarrollo es uniformemente elevado (2011: 88 %). El 37 % cree que es «muy importante» y el 48 % lo considera «bastante importante».
Seis de cada diez europeos creen que la ayuda a los países en desarrollo debe incrementarse a pesar de la crisis. La mitad de los encuestados (49 %) piensa que la UE debe mantener su promesa de aumentar la ayuda a los países en desarrollo. El 12 % cree que la ayuda debe incrementarse más de lo prometido. Pero el 18 % considera que la ayuda debe reducirse porque Europa no puede seguir permitiéndoselo. Esta cifra ha aumentado 7 puntos porcentuales desde 2009 (11 %).

Más información:

Los resultados especificos de España se pueden consultar en:


Los resultados específicos de cada país pueden consultarse en:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...